CovenHills
Afiliados Hermanos
1 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» y modificado por el staff del foro con la ayuda de los tutoriales deRamona yOyuki. Gracias especiales a Mikae por ceder el tablón de anuncios para este foro y a Asistencia Foroactivo por sus tutoriales y respuesta a nuestras dudas. Este foro es propiedad del staff y colaboradores , por lo que esta prohibida la copia de material de texto o diseño del mismo. Las imagenes utilizadas aquí han sido descargadas de sitios de recursos y pertenecen a sus respectivos autores.
Directorio
1 de 9
Afiliados Elite
12 de 33
Noragami Roler40 por 40
Últimos temas
» A missing cat return home [Mei Lin]
Jue Jul 12, 2018 1:28 pm por Mei Lin

» Registro de Apellidos (Obligatorio)
Vie Jun 09, 2017 8:27 pm por Tatiana Applevenom

» Registro de Grupo
Vie Jun 09, 2017 8:16 pm por Tatiana Applevenom

» Registro de Fisicos (Obligatorio)
Vie Jun 09, 2017 8:11 pm por Tatiana Applevenom

» Tatiana Applevenom
Jue Jun 08, 2017 10:54 pm por The Witch

» Sistema de dados y habilidades
Lun Mayo 29, 2017 3:49 pm por The Witch

» Mejora de Habilidades y Rangos
Sáb Mayo 27, 2017 1:14 pm por The Witch

» Black cat [Mei Lin]
Sáb Ago 27, 2016 2:05 am por Mao Ikari

» "¿Quién eres?" (Neil Parker)
Vie Ago 19, 2016 3:49 pm por Catalina Torres

Tablón
I.
II.
III.
IV.
V.
Él no es perfecto. Tu tampoco lo eres. Y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si él puede hacerte reír al menos una vez, te hará pensar dos veces, y si él admite ser humano y cometer errores, no lo dejes ir y dale lo mejor de ti. Él no va a recitarte poesía, él no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de el que sabe que podrías romper. No lo lastimes, no lo cambies, y no esperes de él más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar, y extrañalo cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen los chicos perfectos, pero siempre habrá un chico que es perfecto para ti.
ambientación
Él no es perfecto. Tu tampoco lo eres. Y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si él puede hacerte reír al menos una vez, te hará pensar dos veces, y si él admite ser humano y cometer errores, no lo dejes ir y dale lo mejor de ti. Él no va a recitarte poesía, él no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de el que sabe que podrías romper. No lo lastimes, no lo cambies, y no esperes de él más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar, y extrañalo cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen los chicos perfectos, pero siempre habrá un chico que es perfecto para ti.
Tramas y Clases
0000

Gryffindor

0000

Hufflepuff

0000

Ravenclaw

0000

Slytherin

J. GryffindorPr. Apellido
J. HufflepuffPr. Apellido
J. RavenclawPr. Apellido
J. SlytherinPr. Apellido
gry vs huff

dia - hora

rav vs sly

dia - hora

gry vs rav

dia - hora

huff vs sly

dia - hora

Capitán G.Apellido
Capitán H.Apellido
Capitán R.Apellido
Capitán S.Apellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 19, 2017 7:20 am.

A missing cat return home [Mei Lin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A missing cat return home [Mei Lin]

Mensaje por Mao Ikari el Jue Jul 12, 2018 3:33 am

Los colores del cielo al atardecer siempre fueron en secreto sus favoritos. Los observaba tranquilo en completo silencio, contemplando cómo se desvanecían para darle paso a la noche. Mao Ikari había jurado no volver a su forma humana a menos de que fuera la última opción pero ahora que aquella bruja novata lo había obligado a ponerse en dos pies y erguirse ya no le encontraba mucho sentido en vivir como un felino todo el tiempo. No se había dado cuenta de cómo extrañaba el pasear por los parques, por las calles. No había reconocido su propio reflejo en el espejo, pero solo hasta entonces recordó su extraño mirar, solo hasta entonces admitió su odio a las marcas oscuras, a las runas y garabatos, que su madre le había puesto en contra de su voluntad a corta edad. Recordó su blanquecina piel y su cabello de color negro profundo. Nunca prestaba atención a la vestimenta que utilizaba, mucho menos si los últimos diez años había sido un gato callejero. Pero el negro era color base; unos  jeans desgastados que ya tenían un tono más grisáceo; unas botas viejas; y una sudadera bastante grande era lo que conformaba su conjunto. Pero nada de eso le era tan importante como la prenda que portaba en su muñeca izquierda. Nada era tan importante como aquel listón rojo.

A paso lento pero firme se adentró al restaurante Flor de loto. Sabía bien que a esta hora y este día casi no había clientes. Se sentó en una de las mesas al tiempo que el cascabel que colgaba del listón rojo se hizo resonar. Paseo su mirada por el local, le costaba admitirlo, pero mirar como un humano era muy distinto. Aunque tratara de negarlo su instinto lo llevó a aquel sitio, aunque tratara con todas sus fuerzas tenía que admitir que pertenecía ahí. Ansiaba verla y saber que estaba bien, sin saber por qué aún conservaba el listón que ella misma le dio. No quería entenderlo, pues los humanos nunca tuvieron ese nivel de importancia para él. Sí, tenía dos semanas de haberse ido, las cosas en onaji se movieron un poco ante la llegada de una nueva suprema para uno de los otros aquelarres, principalmente por la falta de importancia y seriedad por parte de Yuko, su madre. Si a eso se le suma que mantiene oculta a su recién alumna bruja, todo se traduce a poco tiempo para estar con Mei. Tener una alumna ajena al aquelarre era un riesgo que podría afectar a Mei, no quería que nada malo le ocurriera, así que tenía que andarse con cuidado. Las brujas lo buscaban más como un gato, así que su nueva forma oculta era su apariencia humana. Rio para así ante la ironía.

Instintivamente movió su mano para hacer sonar su cascabel, aquel sonido lo calmaba. Extrañaba la comida de Flor de loto, aunque fuera peligroso tenía que volver para comer. O quizá fue es la excusa que se dio a sí mismo para ir a verla. Su frío y rígido rostro se giró levemente para poder tener una mejor vista del centro de mesa, un pequeño adorno con flores que bien sabía Mei había hecho, él estuvo con ella cuando lo armó. Su espalda se tensó al recordar su cama, al caer en cuenta de lo mucho que extrañaba la habitación de quien se hacía llamar su dueño. Siempre le dio gracia el escuchar a Mei decir que él le pertenecía, pues siempre fue propiedad de Yuko. De un momento a otro añoró recostarse en la cama de Mei, ese era por mucho su lugar favorito. Quizá y con algo de suerte hoy pueda volver con ella como un gato, quizá y con algo de suerte podría ronronear mientras ella cepillaba su cabello. Aunque la idea de que pudiera por primera vez dirigirle la palabra era tentador, la comunicación entre ellos era extraña, así que por fin hablarle era una idea demasiado atrayente.




avatar
Hechicero Onaji
Mensajes :
21

Puntos :
24

Fecha de inscripción :
26/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A missing cat return home [Mei Lin]

Mensaje por Mei Lin el Jue Jul 12, 2018 1:28 pm

Era raro ver a Mei Lin triste, usualmente la chica parecía una pequeña abeja que revoloteaba a toda velocidad por el restaurante, recibiendo a todos y cada uno de los clientes con una enorme sonrisa de cálida bienvenida, más hacia un par de semanas que sus ánimos no eran los mismos. – ¡Ya quita esa cara Meeeeeeeiiii!-gruñó su madre arrastrando un poco las últimas letras de su nombre.-  Vas a atraer la mala suerte si sigues así –le reclamó su madre tomándola del brazo para sacudirla un poco.

¡Dé-ja-la, mujer!  - exclamó por otra parte su padre – la niña esta triste… ¿Nadie te ha llamado todavía? –preguntó el hombre tras las páginas del periódico que le ocultaban el rostro, intentando de alguna manera calmar los ánimos, su esposa podía ser una mujer difícil a veces, pero sabía que estaba preocupada por su hija.

No appa,  –dijo con voz tranquila intentando no preocuparlos demasiado.- P-pero está bien, ¡Yo sé que esta bien! ¡Mao es muy listo!  –asintió energéticamente intentando ocultar su inmensa preocupación. Mao era un gato negro que había rescatado de la calle semanas atrás, llevándolo a su casa. Lo cierto es que se había encariñado profundamente con él, pero un día de la nada, el animal simplemente había desaparecido, dejando a la chica con una gran preocupación. Trataba de no pensar demasiado en ello, pero solo podía imaginar lo peligroso que era para él estar fuera ¿Y si se había perdido? ¿O si estaba lastimado?  Ha decir verdad había hecho todo lo posible por encontrarlo, había hecho carteles, visitado refugios animales, incluso había ido a la perrera de la ciudad, pero era como si simplemente Mao se hubiese esfumado en el aire.

¡Ah! ¡Mejor así, los gatos negros solo traen mala suerte y mejor que se la quede para él solo!
–dijo la mujer dando un largo trago a su taza de té, para darse cuenta al terminar de como los ojos de su hija se encontraban al borde del llanto y miraban fijamente hacia la vitrina del mostrador donde yacía uno de los cárteles que había impreso para la búsqueda. Notando que había sido imprudente la mujer intentó tocar su hombro cuando la campanilla de la puerta sonó, la chica se frotó los ojos ligeramente limpiándose el rostro y trató de sonreír. - ¡YO VOY!  

Cogiendo un menú salió disparada hacia las mesas. - ¡BUENAS TARDES! BIENVENIDO SEÑOR ¿Mesa para...? – Por un instante el tiempo se detuvo para Mei, como si todo a su alrededor literalmente se hubiese congelado. Aquel hombre nunca había ido a comer al restaurante, en efecto era un nuevo cliente y si algo le encantaba a Mei Lin era conocer gente nueva, pero aquella persona era de alguna extraña manera…diferente.

Él hombre ya se había sentado para cuando la chica fue capaz de reaccionar. - Ah… eh, hehehe –río mientras su mente parecía hacer corto circuito. - Bi-bienvenido al flor de loto, mucho gusto ¡Yo soy  Mei! Este ¡Ah si, este es el menú! –dijo extendiéndole la carta al misterioso visitante. Era sumamente atractivo, el corazón de la mesera comenzó a agitarse levemente sin que pudiera entenderlo o controlarlo, sus ojos aún se encontraban un poco llorosos, pero aun así un leve sonrojo subió hasta sus mejillas. - ¿Gustas algo de beber? Tienes mucha suerte el día de hoy hemos preparado te oolong fresco, pero si no te gusta también podría traerte un refresco o un té helado.


Mientras hablaba no podía quitarle los ojos de encima, era un chico muy curioso, nunca antes lo había visto pero le parecía extrañamente familiar, su cabello era intensamente negro y su mirada parecía guardar miles de secretos, por un instante hasta sintió el impulso de palmearle suavemente la cabeza, aunque aquello incluso para ella era tener demasiada confianza con un cliente. Mientras esperaba no podía evitar remover ligeramente su pie derecho.
avatar
Humano
Mensajes :
17

Puntos :
22

Fecha de inscripción :
27/04/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.